<< Dic 2019 >>
dlmmjvs
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4




Xeito Novo en Club del Vino

Xeito Novo en Club del Vino

Club del Vino – Temporada 2004

Xeito Novo: veinte años con la música celta

Xeito Novo: veinte años con la música celta

Los integrantes de Xeito Novo

Cuando nació el grupo Xeito Novo, a mediados de los años ochenta, otro era el panorama de la música celta en la Argentina. Sólo estaba contenido dentro de las colectividades de origen (irlandesas, escocesas y gallegas, entre otras). Ahora, la banda comparte las carteleras de espectáculos con muchas otras propuestas de esta corriente musical.

Durante 2003, por el Auditorio de Belgrano pasaron 17.000 espectadores, si se suman todos los encuentros celtas mensuales con grupos locales y los shows que dio el gaitero Carlos Núñez.

Los productores de estos espectáculos, que trabajan en este rubro desde 1996, continúan con los encuentros mensuales y desde este año ampliaron la oferta hacia las zonas sur y norte del Gran Buenos Aires. Desde hace algunos meses presentan recitales en el Auditorio del Colegio Inmaculada, de Lomas de Zamora, y en el Nuevo Teatro San Martín, de San Isidro.

La música no falta en las fiestas de San Patricio y Halloween ni en varias plazas del interior del país. Mar del Plata va por el séptimo ciclo que reúne a grupos celtas, y el paso por un mismo escenario de músicos y bailarines de diferentes provincias es cada vez más habitual.

Los domingos de mayo, en el Club del Vino, se realizó una serie céltica de recitales, y para noviembre se presentará la obra «Memorias celtas», una historia de amor entre dos inmigrantes que intercala canciones e instrumentales irlandeses y gallegos.

Bandas

En la producción discográfica se pueden encontrar los trabajos de bandas vernáculas como la O´Connor Celtic Band y Sete Netos, publicados en los últimos años, y ediciones de compilados relacionados con la cultura celta. El más reciente es un lanzamiento del sello Music Brokers, que editó «Celtic Dreams», «The Best of Celtic Music» y «Sólo lo mejor de la música celta», con las bandas más destacadas del género en la actualidad. Dentro de la serie se destaca «Los cien mejores temas de la música celta», una voluminosa colección de cinco discos con 100 temas tradicionales de Irlanda, grupos contemporáneos y tracks de populares bandas de sonido de «El señor de los anillos», «Pandillas de Nueva York», «Titanic», «Divino Ned» y «Kate &amp; Leopold», entre otras.

Durante cuatro años, la agenda del Centro Cultural Borges incluyó un ciclo de música celta. Este año la programación se trasladó al Celta Bar (Sarmiento 1702) con una serie de recitales, los sábados, que concluyó a principios de este mes con la actuación de Xeito Novo, en doble función.

Este grupo, que tiene sus raíces en la colectividad gallega de Buenos Aires, festejará sus veinte años de trayectoria con un recital, el 15 de agosto, en el teatro Ateneo, donde repasará su historia de cuatro discos -el último, de 2000, es «Luz de invierno»- junto a varios músicos invitados de otros estilos.

Porque si bien el grupo creció dentro de la Fundación Xeito Novo de Cultura Gallega, con el tiempo amplió su público fuera de la colectividad y adquirió una identidad propia. Nunca se separó de la Fundación, pero su música excedió ese espacio y el de la comunidad gallega de la Argentina. «Creo que le dimos un sonido distinto a la música. La colectividad en general estaba acostumbrada a gaitas, tambor, bombo y pandereta. Eso le daba el sabor típico a la «morriña» del gallego, al hecho de extrañar la tierra. En cambio, las generaciones de hijos y nietos buscaron nuevos sonidos para esas melodías. Eso lo hizo atractivo para otro público. La música celta gallega tiene melodías lindas a las que se les pueden acercar instrumentos que no son los tradicionales», explica Daniel Pazos, percusionista, gaitero y uno de los fundadores del grupo.

Casi desde el principio de esa apertura, la banda se acercó a las melodías escocesas, irlandesas y a propuestas como la de Milladoiro. También sumó la composición propia.

«A la formación tradicional le agregamos instrumentos -completa Pazos-. El primero fue un tecladito Casio de dos octavas. Luego guitarra, bandurria, violín…», hasta llegar a la formación actual de ocho músicos.

-¿Qué cambió desde entonces en la historia de Xeito Novo?

Tony Ingiula: -En principio, las variantes con la incorporación de otros músicos. Gente como yo, por ejemplo, que no soy de la colectividad gallega.

Marcelo Fernández: -Salimos del ámbito de la colectividad antes de que se despertara el boom de la música celta en la Argentina. Entonces era difícil y con años de teatros vacíos.

Pazos: -Creo que incorporamos a público de afuera de la colectividad con necesidad musical de sus raíces. Las formaciones primeras de gaitas y panderetas quizá no los atraían. Ahí se empezó a abrir Xeito Novo como grupo folk celta y comenzó a crecer.

Virginia Alvarez: -Había un público potencial que podía escuchar grupos como Markama o Jaivas. Y era previsible que también se volcara a esto.

-En cuatro discos también hubo un cambio: de lo tradicional al repertorio propio y el cruce con otros músicos como León Gieco y el Chango Spasiuk.

Fernández: -Cosas que se van dando espontáneamente con los años. Etapas que se cumplen. Nos permitimos o atrevimos a otras cosas.

Alvarez: -Igualmente, creo que desde el primer disco ya había arreglos personales, muy diferentes al resto de los grupos. Y Xeito Novo tiene una factura desde lo tímbrico muy original.

Pazos: -Creo que eso se da por el profesionalismo de la conjunción musical. Gente que viene del folklore nacional, del rock, la clásica y la música de raíz gallega. Eso te permite hacer algo más elaborado.

Ingiula: -Y un repertorio más amplio.

Fernández: -Bueno, tampoco nos agrandemos tanto.

-Xeito Novo no parece estar muy insertado en del circuito de música celta actual.

Pazos: -Hay que romper el mito de que Xeito Novo se corta solo. Participé muchas veces como invitado de Sete Netos. También tocamos con Fardaxu, Axouxeres, Os Furafoles. Estuvimos en festivales de Uruguay y de Chile. Si la propuesta es razonable, ¿cómo no la vamos a aceptar?

Alvarez: -El tema es que Xeito Novo logró un caudal de público y teatros determinados. No vas a un festival en las condiciones de un grupo nuevo.

-¿Cómo ven el panorama actual de la música celta en la Argentina?

Alvarez: -Hay de todo. El género te da un abanico amplio. Si lo reducís a las melodías originarias con el acompañamiento más simple alguien con poca destreza instrumental puede tener acceso. De ahí a un grupo con arreglos complejos tenés varias graduaciones, toda la gama.

Pazos: -Uno tiene que estar agradecido porque gente como nosotros o Gustavo Fuentes (ahora al frente de su propio quinteto) fuimos casi pioneros. Y hoy tenés una variedad enorme de posibilidades. Cuando más cantidad haya mejor. Como todo mercado.

-¿Están pensando en un próximo disco?

Fernández: -Hay mucho material nuevo, pero faltan los recursos económicos. Hace tiempo que presentamos temas nuevos en los conciertos. También sería interesante grabar en vivo.

Por Mauro Apicella
De la Redacción de LA NACION



CancioneroLa KríticaMusicales BairesDr. Máximo Sacón – AbogadosAnything Goes Buenos Aires